EN UN MUNDO VAINILLA, SOMOS ESCLAVOS DE LO QUE DECIMOS Y DUEÑOS DE LO QUE CALLAMOS... EN UN MUNDO D/S, SOMOS DUEÑOS DE LO QUE DECIMOS Y ESCLAVOS DE LO QUE ACEPTAMOS.

viernes, 22 de febrero de 2013

SEGURAMENTE TANTO COMO YO



Sin permitir licencia a la mente que censura
seguramente Se dejará llevar por tu esencia
la vivencia de la vida te marca, las huellas y el camino recorrido
son las gotas que hoy vuelca en mi sexo una a una

Amortajadas las maletas del rencor y del pasado
me inunda mi Señor con esperanza que rebosa
y traspasa el límite de la paciencia,
seguramente como yo dejamos de volar a nidos
para aposentarnos reposando entre las piernas.

Parra retorcida y tortuosa enmarañada
es la mente que cobija el ser humano
no vanagloriando ni quimeras ni a la nada
me abandono sin más motivos que en Sus manos.

Seguramente como yo tengamos aún filias
que descargaremos en lujuriosas noches desfloradas
con sutiles versos que mi piel marcada
despierten  a las masas con envidias.

Seguramente el placer que nos depare
el tiempo y Su presencia en mi lecho
es mayor que todo lo que ya he hecho
y menor que lo que nos separe.

Seguramente tenga mi rostro más que ajado
sin importarme la prisa ni sus pulsos
sintiendole entre cueros y en cueros
ofrenciéndo más de lo que aún he dado.


3 comentarios:

  1. Decidores y personales versos, poesía que te encumbra en letras.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  2. ENCANTADORES TUS VERSOS, FIEL REFLEJO DE TU SENTIR.
    UN BESAZO MIMI SUM!!!

    ResponderEliminar
  3. Una de las emociones primordiales en todo el trayecto humano es la seguridad. Es la respuesta al miedo y la aversión. Tenemos miedo de todo aquello que os desestabiliza y asco, aversión a todo aquello que nos produce dolor. Como bien dices:

    "Amortajadas las maletas del rencor y del pasado
    me inunda mi Señor con esperanza que rebosa
    y traspasa el límite de la paciencia,
    seguramente como yo dejamos de volar a nidos
    para aposentarnos reposando entre las piernas."

    Una vez que superamos el miedo y sabemos que algo es agradable y saludable; y ello es tu Compañero, Amante y Cómplice... Se olvida lo vivido y se inicia la verdadera felicidad. Se archivan los errores y el deseo, motor que mueve el mundo, aún siendo menos fuerte e intenso que en la juventud, pero más duradero en el tiempo, como el fuego de un horno ya maduro,y se comienza a sentir la esperanza. La vida da y quita... Creo que estás en la etapa en que comienzas a sentir que no todo es una injusticia y que la semilla abonada y cuidada da su fruto. Como ves sigo seudo-filosofando.

    Un beso con un tierno abrazo mimi sum{M.V.} y saludos a tu Señor.

    ResponderEliminar